productividad

¿Cómo se mide la productividad en una empresa?

Abordamos este tema, crucial para el buen funcionamiento de una empresa, porque a veces confundimos la productividad de un proceso respecto a la productividad global de una compañía.

Si desglosamos la socorrida fórmula de Productividad = Productos o Servicios / Recursos Utilizados nos dará un resultado más o menos convincente sobre un proceso en concreto sin tener en cuenta una serie de detalles periféricos que aumentarían el valor de ese dato.

Evidentemente que para obtener estas métricas debemos contar con  valores numéricos mensurables, la obtención de datos fidedignos es fundamental  para poder ejecutar un análisis creíble. ¡Pero cuidado! Al fin y al cabo esta cantidad de información numérica se pude convertir en estadística y ojo con este concepto, la estadística también pude ser engañosa. Recordamos la frase de un economista que ilustraba esta ilusión explicando que si teníamos juntos en una habitación al propietario de 2 yates y otro con 0 yates,  estadísticamente en esa habitación se daría el caso de ver 2 propietarios de 1 yate cada uno. 😉

Volviendo a la realidad hemos visto en ocasiones que se ha aumentado la producción de una línea en un 30% y ha caído la productividad un 4% cifras reales y elocuentes porque no se ha tenido en cuenta la separación entre la productividad del personal y la productividad de la máquina.

Otro desajuste que se da con cierta frecuencia es en los despachos de servicios y ventas, ¿cómo se mide la productividad de un empleado si está 2 meses generando una expectativa, preparando documentación, ofertas, reuniones etc. y el cierre de la operación se dilata en el tiempo? ¿Sabemos cuánto tiempo esa baja productividad inicial se transformará en alta por el gran contrato que  se firma? Imposible, tendremos inputs pero nunca la certeza. El despido antes del cierre final es un caso bastante frecuente.  Por eso es importante abordar la productividad desde distintos ángulos.

Fácil si hablamos de una línea de producción, pero mucho más compleja si hablamos de otras áreas como ventas, marketing, servicios al cliente etc.

Sin embargo el conjunto de todos estos parámetros nos dará la productividad global de la empresa. Esta fórmula sería expresada como el cociente entre la Producción Obtenida / Factores Utilizados.

Lo más difícil es  combinar los datos estadísticos con las predicciones de mercado futuro, situación actual y perspectivas de crecimiento. Pero si como mínimo empezamos a medir lo mensurable tendremos más posibilidades de acertar en el diagnóstico de pervivencia de nuestra empresa.