Trabajar bajo presión. ¿Falla la planificación?

¿Por qué siempre que analizamos un puesto de trabajo a cubrir nos llama la atención la palabra acostumbrados a trabajar bajo presión?  En el mal sentido de la palabra, “bajo presión” significa urgencias, gritos, estrés, condiciones inadecuadas. En la mayoría de los casos puede ser así, pero lo que realmente debe significar el término es afrontar imprevistos de manera más o menos solvente. Lamentablemente todos tenemos referencias sobre situaciones traumáticas vividas en el ámbito laboral relacionadas con la presión sufrida durante un período más o menos prolongado de tiempo al realizar tareas que se complican debido a situaciones externas, internas,.
Ver más