llegar lejos

Si quieres llegar lejos, ve acompañado.

Los equipos de trabajo suelen perseguir objetivos claros y definidos para alcanzar aquello que desean conseguir y llegar lejos.

Normalmente, estos se encuentran fijados por un líder, siguen una estructura y su consecución depende del nivel de colaboración que se establezca. Si quieres llegar lejos, ve acompañado, dice el proverbio. Por esta razón, mantener unido a un equipo de trabajo es esencial para el correcto desarrollo de cualquier proyecto.

Existen distintas estrategias de motivación a poner en práctica para asegurar el establecimiento de la confianza y el fomento de la cooperación entre los trabajadores.

Aquí explicamos una serie de claves fundamentales para mantener unidos a los miembros de un equipo de trabajo desde la posición de líder.

1. Dar buen ejemplo
El líder debe influir continuamente en el clima del equipo, y debe ser consciente de que el mal humor no es una buena motivación para los compañeros.

2. Escuchar a los miembros del equipo
Es imposible conseguir desarrollar correctamente un proyecto o mantener una serie de clientes fieles si los empleados no están felices en su puesto de trabajo. Para ello, el líder debe escuchar atentamente a los miembros de su equipo, comprender sus problemas y preocupaciones, y ser empático con ellos.

3. Invertir en uno mismo
El líder debe tener en cuenta su formación y preocuparse por perfeccionar sus habilidades. En este sentido, puede recurrir a prácticas, cursos, seminarios, etc. Lo importante es que muestre interés y se preocupe por formarse en las relaciones con los demás así como en diferentes técnicas motivacionales.

4. Ofrecer feedback
El reconocimiento y la crítica constructiva siempre permitirá que los empleados aprendan y mejoren sus tareas en el futuro. Este será un factor importante a la hora de mantener unido a un equipo de trabajo y que cada miembro sea consciente de sus resultados.

5. Crear un ambiente de trabajo favorable
Las buenas condiciones de trabajo influyen directamente en la productividad y bienestar de las personas. Es importante invertir en aspectos como un ambiente agradable, buenas instalaciones o la ergonomía de su puesto para llegar lejos en el mundo empresarial.

6. Fijar metas desafiantes pero alcanzables
Para alcanzar el máximo rendimiento, es fundamental fijar al equipo una serie de objetivos que puedan alcanzar pero que requieran esfuerzo. Sin embargo, también debemos ser conscientes de los límites de nuestro equipo y de lo que cada miembro puede lograr.

7. Invertir en el desarrollo del equipo de trabajo
Aspectos como el salario, la flexibilidad en el horario o las posibilidades de promoción son aspectos importantes para que los empleados se sientan valorados y sea más fácil mantener unido a un equipo de trabajo.

8. Dejar claro el establecimiento de las metas
El establecimiento de las metas está relacionado con el desempeño de las tareas, siendo la principal fuente de motivación. De esta forma, fijar unas metas claras y específicas conduce a una mayor producción y, por tanto, a un mejor desempeño del equipo.

9. Capacitar a las personas dentro del equipo
Involucrar a los distintos miembros del equipo, favorecer un correcto intercambio de conocimientos y la puesta en común de ideas y opiniones son algunos de los aspectos más importantes.

De esta forma, cada integrante del equipo podrá sentirse más valorado y será consciente de su importancia dentro del conjunto. Además, permitirá que las relaciones entre los miembros del equipo sean más sólidas.

10. Otorgar el apoyo correcto
Los cambios en las tareas a realizar, generalmente, implican que el equipo debe aprender nuevas habilidades para comprender e interpretar las nuevas formas de trabajar.

El líder debe brindar a los empleados la oportunidad de desarrollarse. Así, podrán experimentar nuevos abordajes y metas para los objetivos que se les planteen.

11. Dejar clara la visión de la empresa
Desarrollar, definir, articular y comunicar la visión de la empresa es algo relativamente simple. Sin embargo, el gran desafío es inspirar a los otros a seguirla. Para alentar a tu equipo es necesaria una visión simple, clara y relevante del camino a seguir. Se requiere ser confiable y creíble.

12. Demostrar aprecio por todos los miembros del equipo
Todo el mundo necesita ser apreciado, y los miembros del equipo no serán una excepción. Necesitan saber que el líder tiene un interés personal por cada uno y que asume un compromiso con ellos. Reconocer lo bueno de cada uno les demuestra que son valorados, y además incrementa la motivación.

En resumen, estas claves te serán de gran ayuda si tienes que mantener unido a un equipo de trabajo y llegar lejos. Prueba cada una de ellas y descubre sus efectos, porque con una buena metodología se consigue mucho más. ¿Estás preparado?